Proyecto Psicología


INTRODUCCIÓN

El proyecto se ha diseñado, con la finalidad de proporcionar a la comunidad educativa, herramientas para el conocimiento y manejo de los estudiantes en su desarrollo cognitivo, evolutivo, comportamental y socioafectivo, en los contextos en los cuales interactúan en el diario vivir. Lo anterior teniendo en cuenta el Proyecto Educativo Institucional del Colegio.


JUSTIFICACIÓN


El análisis psicológico del estudiante tiene por objeto conocer sus aptitudes, las principales cualidades de su personalidad su conducta e integración. Todo ello con la finalidad de orientarle adecuadamente durante la realización de sus estudios, contribuir con la superación de dificultades que se presenten logrando la máxima eficacia, en su educación y formación como ser humano.

En los niveles iniciales la labor del psicólogo se centra en asegurarse que el desarrollo Bio-Psico-Social sea normal y que está evolucionando correctamente, en caso contrario al presentar algún tipo de dificultad se debe aplicar el tratamiento más adecuado a su circunstancia a fin de recuperar y normalizar su situación.

En los siguientes niveles, la atención se centrará preferentemente en adecuar el rendimiento académico a sus aptitudes que puedan evolucionar con más lentitud y atendiendo con mayor preocupación a su personalidad y conducta.

Al término de su educación (11 grado aprobado) es necesario conocer con toda precisión sus gustos y preferencias, lo que junto con su realidad aptitudinal y rendimiento escolar permitirá orientarle conscientemente hacia alguna de las opciones de estudio.

A este diagnóstico que ha de llevarse a cabo a lo largo de la permanencia del estudiante en el colegio deberá contribuir todo el personal docente.

 

OBJETIVO GENERAL


Favorecer el bienestar y la autorrealización de los estudiantes en su plano personal y académico desde la participación en su formación y diálogo con la comunidad escolar, familiar y social.



OBJETIVOS ESPECÍFICOS

Identificar dificultades académicas y actitudinales.

Conocer el rendimiento escolar individual y grupal con el fin de realizar el seguimiento correspondiente.

Realizar seguimiento de dificultades aptitudinales y conductuales.

Remitir persistencias en las dificultades y necesidades pedagógicas en los procesos.

Mantener una comunicación permanente con profesores y padres de familia que repercute en beneficio de los estudiantes y al proceso de aprendizaje